News

El inicio temprano de la terapia antirretroviral demuestra sus beneficios

4 de junio de 2015

El inicio temprano de la terapia antirretroviral demuestra sus beneficios
Se hacen públicos los resultados del Estudio START

 

 Con el advenimiento de la terapia antirretroviral en los años 90, la infección por VIH/SIDA dejó de ser una sentencia de muerte para el paciente y ha pasado a ser una enfermedad crónica tratable.  Sin embargo, hasta la fecha no teníamos una clara idea de cuándo es el mejor momento para iniciar el tratamiento. Tradicionalmente, el médico se guiaba por el recuento de un tipo de glóbulos blancos, los linfocitos CD4+.   El criterio para iniciar terapia según el recuento de CD4+ fue variando a través del tiempo (<500, <200, <350, <500), incluso algunos países como Estados Unidos optaron por recomendar terapia a toda persona portadora de VIH. El estudio Momento Estratégico para el Tratamiento Antirretroviral (START por sus siglas en inglés) fue diseñado para dar respuesta final a esta importante pregunta.  

 

START es patrocinado por la Universidad de Minnesota con aporte del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos y varias otras instituciones de investigación de diferentes países.  START es el estudio más grande realizado en personas que viven con el VIH, ha convocado la participación de 4688 pacientes de 233 centros en 35 países de seis continentes. Los voluntarios ingresaron al estudio con CD4+ > 500 células/ml y fueron asignados al azar a iniciar tratamiento inmediatamente (grupo temprano) o a esperar hasta que el recuento de CD4+ disminuya a <350 células/ml (grupo diferido).  En nuestro país, participaron cuatro centros, la Asociación Civil Impacta Salud y Educación, la Asociación Vía Libre, el Hospital Guillermo Almenara Irigoyen, y el Hospital Edgardo Rebagliati Martins, con un total de 215 pacientes.

 

Luego de un seguimiento durante más de 3 años, se logró determinar que los pacientes del grupo temprano tuvieron 53% menos eventos relacionados a SIDA (principalmente Tuberculosis, Sarcoma de Kaposi y Linfoma No Hodgkin), menos eventos serios no relacionados a SIDA (cáncer e infarto de miocardio) y menos muertes.  El 15 de Mayo del 2015, el comité independiente que evalúa periódicamente los resultados determinó que el estudio había respondido a la pregunta principal y que los pacientes que estuvieran sin terapia antirretroviral en el estudio deberían recibir la recomendación de iniciar tratamiento. Los resultados del START servirán como evidencia sólida que permitirá a las autoridades, la comunidad médico-científica y demás involucrados, redefinir el estándar de inicio de tratamiento del VIH/SIDA a escala global.

 

El estudio continuará por 18 meses más para entender mejor los efectos a largo plazo del tratamiento. En ese tiempo se completará una serie de análisis secundarios del START así como de sus sub-estudios.

 

Adicionalmente a los beneficios de la terapia temprana para el paciente, el tratamiento temprano del VIH hace que la persona transmita menos el virus, por lo cual se espera que si todas las personas portadoras del VIH estuvieran en tratamiento, se lograría reducir y eventualmente terminar con la epidemia del VIH que en la actualidad afecta mas de 32 millones de personas en el mundo.  Los resultados del START apuntan en la misma dirección, la batalla contra el VIH/SIDA pasa por identificar a todas las personas portadoras del VIH y darles tratamiento tempranamente.